domingo, 5 de febrero de 2017

Reflexionemos

Estoy harta de que haya tanta discriminación hacia a las mujeres.
Parece que da igual que nos formemos que seamos trabajadoras, siempre estará el hombre por encima de nosotras.
No soy feminista, si no igualitaria, lo justo es que si un hombre y yo tenemos la misma formación es justo que cobremos lo mismo, ¿o no?
De verdad, nos consideran el sexo débil,pero, ¿llamarían débiles a las mujeres que les dieron la vida?
A esas mujeres,que son capaces de llevar su casa, cuidar a sus hijos y a parte de todo eso salir a trabajar.
Basta ya hacia el maltrato de las mujeres.
No somos menos que nadie.
Que por mucho que nos quieran humillar, no pueden, que por mucho que nos quieran hacer agachar la cabeza, nosotras la levantamos más.
Un día en un programa de televisión dedicado a las mujeres, me quede con una frase muy marcada,
Las mujeres a la hora de salir en televisión solo damos testimonio, mientras el hombre argumentan.
Y es verdad, es verdad que hay mujeres presidentas, presentadoras y con grandes cargos. Pero seamos realistas, frente al hombre, ¿que porcentaje representan las mujeres?
¿Estamos en el siglo XXI o seguimos en la era de las cavernas?
No se pero a veces siento que la mujer debe servir al hombre, que la mujer tiene que ejercer trabajos de menor responsabilidad.
Y muchas veces tengo la sensación de que da igual que el hombre sea un incompetente, que como es hombre si puede ejercer el cargo.
Y ojo, hay hombres que también trabajan, que cuidan a sus mujeres, que se ocupan de la casa y de sus hijos, y que son padres y madres a la vez.
Pero creo que esta generación y las que vendrán, deberían ser igualitarias en estos aspectos.
Y por hoy puedo decir que uno de los grandes problemas que hay en el siglo XXI es la violencia de género.
Y con todo esto vuelvo a decir que no soy feminista, pero como mujer doy mi punto de vista. Y no quiero que nadie al leer esto se sienta ofendido.


martes, 24 de enero de 2017

Puntualidad

Necesitaba tanto escribir.
Ahora mismo me siento que no soy yo.
Necesito desahogarme, respirar y pensar.
Y es que a veces nos toca pasar momentos muy difíciles.
Tragarse las lagrimas, sonreir y decir que todo está bien cuando en realidad estás hecha mierda por dentro.
Hay situaciones en las que no sabes ni como actuar, porque no te esperas la reacción de otras personas.
Es lo mismo de siempre el ser humano no tiene humanidad.
Bueno pues con el tiempo te das cuenta de que hay quien tiene humanidad y hay quien tiene maldad.
Y hay que tener cuidado con la persona que tiene maldad porque también conlleva a que tenga falsedad y te engañe.
Seamos realistas cuando tu instinto te dice que esa persona no vale nada, hazle caso, no des tu tiempo, tu energía ni tu alegría a quien no la merece, si no que te hace malgastarla.
Con el tiempo pienso que muchas veces ocurre esto del bullying porque en realidad los profesores ven la situación, y en vez de tratar de poner un límite hacen como si no vieran nada (hablo de lo que pasó en mi tiempo)
Sinceramente es un tema con el que para mí a pesar de mis 22 años creo que no lo he superado.
Bueno no es que no lo haya superado es que ahora me defendiendo, pero no con las maneras adecuadas.
Vamos que a la hora de defenderme me comporto como una niña de quince mal hablada. Porque no se como expresarme y porque siento rabia de las cosas.
Digamos que como no aprendí a defenderme a esa edad ahora me defiendo como si tuviera esa edad.
No se si eso le pasa a más gente, pero la verdad a veces es horrible, porque si que es cierto que cuando lo piensas fríamente dices vaya gilipollez que he dicho.
Son cosas que creo que se modificaran con los años.
Veo el mundo super injusto, parece que a los que son malos se les favorece, y a los que son buenos se les castiga.
Pero luego llega el bendito Karma y nos da a todos por donde nos tiene que dar.
Sinceramente no te rodees de alguien que no te valora, que te humilla y te indigna.
Rodéate de gente que estés a su lado y que este a tu lado.
Que te saque la sonrisa cuando el nudo en la garganta por lágrimas no te deje hablar.
Aprende a conocerte y a conocer.
No juzgues si no conoces.
Habla cuando tengas que hablar, no te calles, creeme es lo peor.
Di las cosas con educación y respeto, aunque te muerdas la lengua.
Se puntual. Ni esperes ni que te esperen.
Sobretodo no permitas que nadie ponga en tu boca palabras que ni si quieran son verdad, que nadie te haga dudar de tu verdad.
Siempre la cabeza bien alta, sin miedo.
Aquí estoy con un par.
Y cuidado en quien confías, porque puede brindarte una sonrisa cuando por detrás sostiene un puñal.




lunes, 29 de agosto de 2016

Mirate a un espejo y SONRIE!




A veces crees que estás sola, que nadie te va entender.
Que no saldrás de esa pesadilla que se repite cada noche.
Que todos los días serán igual.
Que la lucha no acaba.
Que todos los días te levantas con el pie izquierdo.
Que por mucho que mires en el espejo no te ves.
Mirar al horizonte y no hallar nada.
Y de repende un día todo cambia.
Que hay algo en el horizonte.
Que te ves al espejo y te gusta lo que ves, y no paras de sonreír.
Que hay quien te entiende y quien te comprende.
Que los días son diferentes, que ya no hay pesadillas, si no hay que sueños, de esos que no quieres que suene el despertador en el mejor momento.
Y que conoces a gente que te trata como si fueras de su propia familia.
De esas personas que te sacan una sonrisa aunque estés mal.
A veces nuestra mayor pirra somos nosotros mismos.
Lo malo de tanto pensar en voy a caer mal o cosas así, es que nos ponemos la barrera nosotros y nos jugamos muy duramente muchas veces.
Y luego nos demuestran todo lo contrario.
Y ahora me doy cuenta que valgo y mucho.
Me canse de esa gente tóxica de mi vida y la aparte.
Ahora me miro a un espejo y sonrió.
No  me importan los complejos vivo con ellos, además los complejos los ponen personas de tus alrededores no tu.





sábado, 18 de junio de 2016

Respeto



Cada vez que enciendo la televisión es para impresionarme más.
No solo por las catástrofes naturales, sino también por las catástrofes que  producimos como seres humanos.
El mundo está cada día más loco.
Porque juzgamos tanto.
Para mí es un pecado juzgar a la gente, por su condición sexual, por su religión o por como son como persona.
Hay que evolucionar como personas y no estancarse.
En la vida creo que lo más valioso que tenemos "es crecer como personas".
Y plantar cara, sacar los dientes.
Porque o te haces fuerte o te hacen fuerte.
Aprender a sobrevivir.
Yo pensaba que en el instituto se quedaría eso, pero no, cada vez me doy cuenta que la vida en si es más dura.
Y eso es solo una parte en la que nos toca luchar.
Creo que desde niños deberían enseñarnos más respeto, más educación.
Sobre todo a respetarnos a nosotros mismos.
Me hace gracia esas personas que dicen que ponen la otra mejilla, pero a la hora de ver a dos personas del mismo sexo besándose o darse la manos, se escandalizan.
¿Y meterse con personas de otro país?
La vida da muchas vueltas y hoy puede que te rías de una persona que es homosexual y mañana puedo que tu hijo o hija tenga preferencias por gente de su mismo sexo.
Puede que hoy te rías de una persona que emigra a tu país, pero mañana el que emigre pueda que seas tú.
Puede que en el instituto te rías de las personas por como son, pero tal vez en un rato se rían de ti.
"No hagas lo que no quieres que te hagan a ti".
Es mi frase favorita.
Porque la vida nos da a todos, y lo malo que hacemos nos lo devuelve.
Y a veces viene bien, porque aprendemos.
Y también puede que lo pases mal, pero también siempre hay alguien que lo va a pasar peor que tu.

sábado, 28 de mayo de 2016

Objeto peleón




A veces me siento como un objeto, que parece que estorba , dependiendo de lugar en que se me coloque.
Hay días en los que siento que no puedo más, que todos los días tiene que haber un problema.
Frustración más rabia. Estoy agotada de hacer como si no me pasará nada, de callarme, hasta que he dicho no puedo seguir así, no me van a hablar o tratarme mal otra vez.
He empezado a sacar los dientes, el problema de tenerlo acumulado es que cada vez soy más borde y las contestaciones van a peor. No me sienta bien contestarles de esa manera, y no me justifico, pero es que ellos me contestan peor.
"Prefiero caer mal a que me traten mal".
Es cierto que a veces con la cara lo decimos todo .
Lo que me estoy dando cuenta con el tiempo, es que el tiempo nunca vuelve.
Me explico antes tenía tiempo para hacer muchas cosas, y ahora ya no. Apenas tengo tiempo para hacer cosas que me gustan, como escribir o bailar y en su ocasión tuve tiempo y lo desperdicie.
Por eso hay que aprovechar cada instante porque es breve.
Pensé que mi etapa del instituto se acabo, estar mal todos los días, ver a los que se burlan de una se acabo. Pues no es así. La verdad es que en el instituto tienes que definir quién eres, cuando eres adolescente tienes que definirte como persona, porque si sigues el mismo camino te va a ir igual.
En el instituto permití que se metieran conmigo, que se rieran de mi, ¿ y ahora?
Pasa exactamente lo mismo, en el trabajo, en la calle.
Hasta que no puedes más y explotas y sacas toda esa rabia.
A veces la he pagado con gente que no tenía la culpa.
Pero eso ya va a cambiar.
Por eso definiros cuando tengáis tiempo y disfrutar del tiempo.
Hay días que digo soy esa adolescente que no supera las cosas, pero cuando alguien me viene a pisar y le respondo o me defiendo, esa adolescente sale y sale la mujer que quiere ser exitosa y peleona.
Y sin pelea (metafóricamente hablando) no hay éxito.
A lo mejor tantas trampas que nos pone la vida, es para superarlas y ser más fuerte.
No te rindas nunca, pelea :D

sábado, 30 de abril de 2016

Sin tiempo




Buenas!!!!!!

Llevo mucho tiempo sin escribir porque he estado muy liada y eso.
Han pasado muchas cosas en mi vida desde que no escribo.
La verdad necesitaba escribir, porque para mí es mi mejor medicina.
Porque cuando empecé a escribir, cuando cree el blog, no sabía de qué hablar ni que decir, incluso a veces me sentía un poco egocéntrica hablando de mi, pero luego descubrí que como yo se sienten muchas personas.
Y el tema del que quiero hablar hoy es ese.
Del pez pequeño.
Yo me siento pez pequeño, casi siempre me he sentido así hasta ahora.
Ahora saco las uñas y los comentarios que no me sientan bien los contesto.
Puede que parezca una borde pero me da igual.
Hay muchas cosas en mi vida que he tenido que soportar precisamente por eso, por no saber contestar o plantar cara en el momento.
Pero,  ¿Que pasa cuando los peces pequeños se unen?
Que pueden contra el gran pez.
Dicen que la unión hace la fuerza y es verdad.
Unidos somos más fuertes.
Por eso a veces es importante abrirse con gente que valga la pena.
No es bueno callarte las cosas, ni dejar que te acosen o que te maltraten.
Yo he descubierto que no solo todo pasa en el instituto, en el trabajo también hay gente que te intenta joder pero bien.
Por eso ahora estoy preparada.
Estoy lista para ir a por el pez grande, sea quien sea.
Ya no tengo miedo.
Ya no me callo.
Ahora lucho por mi felicidad.
Se a quien he de acercarme y a quién no.

sábado, 19 de marzo de 2016

Levantarse con la cabeza bien alta




Que todos los días o casi todos, vengas a machacarme, ya empieza a ser un poco pesado.
Creo que intentas que abandone y ves que no puedes.
Hay situaciones difíciles, hay a veces que otros intentarán que caigas, y si caes levántate con la cabeza bien alta.
No siempre las cosas se quedan en el instituto, esos miedos, esos compañeros que resultaba imposible el aprendizaje, también en un trabajo o en la calle.
A veces nos hacemos una burbuja de la que resulta imposible salir.
Y a veces ocultamos en miedo, siendo bordes o poniendo malas caras.
Ya llega el momento en el que dices, me tiene envidia.
Que una persona vaya a por ti, literalmente hablando, un día y otro y no se canse, y de hecho que no consiga lo que se propone, al cabo, explotas y ya empiezas a contestar,  a sacar las uñas o te vea derrotad@.
Un día compare el instituto con una jungla, pues no es solo el instituto, es la vida en general.
El dominante es que guía, pero una cosa es ser dominante y otra es creértelo.
Porque el que domina siempre será una persona a la que tengan respeto y que se haga respetar.
Tener un carácter fuerte muchas veces puede ayudarte.
Que no te influyan las palabras de 4 estúpidos que no tienen nada que hacer con su vida, salvo meterse en la de los demás.
Por eso por mucho que una caiga, siempre ha de levantarse con la cabeza bien alta.
Y si quieres venir a por mí, aquí estoy, porque no tengo miedo, y porque ya te he demostrado que por mucho que me ataques no me caigo.